Add parallel Print Page Options

Y daré a mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio.

Estos testigos son los dos olivos, y los dos candeleros que están en pie delante del Dios de la tierra.(A)

Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de la boca de ellos, y devora a sus enemigos; y si alguno quiere hacerles daño, debe morir él de la misma manera.

Estos tienen poder para cerrar el cielo, a fin de que no llueva en los días de su profecía;(B) y tienen poder sobre las aguas para convertirlas en sangre,(C) y para herir la tierra con toda plaga, cuantas veces quieran.

Read full chapter

Bible Gateway Recommends