¿Cómo sabemos si hemos llegado a conocer a Dios? Si obedecemos sus mandamientos.

Read full chapter

Con esto podemos saber que lo conocemos: si obedecemos sus mandamientos.

Read full chapter

Y en esto sabemos(A) que hemos llegado a conocerle(B): si guardamos sus mandamientos(C).

Read full chapter

Así, cuando amamos a Dios y cumplimos sus mandamientos, sabemos que amamos a los hijos de Dios. En esto consiste el amor a Dios: en que obedezcamos sus mandamientos. Y estos no son difíciles de cumplir,

Read full chapter

En esto sabemos que amamos a los hijos de Dios: en que amamos a Dios y obedecemos sus mandamientos. Pues éste es el amor a Dios: que obedezcamos sus mandamientos.(A) Y sus mandamientos no son difíciles de cumplir.

Read full chapter

En esto sabemos(A) que amamos a los hijos de Dios(B): cuando amamos a Dios y guardamos[a] sus mandamientos. Porque este es el amor de Dios(C): que guardemos sus mandamientos(D), y sus mandamientos no son gravosos(E).

Read full chapter

Footnotes

  1. 1 Juan 5:2 Lit., hacemos

Jesús promete el Espíritu Santo

15 »Si ustedes me aman, obedecerán mis mandamientos.

Read full chapter

La promesa del Espíritu Santo

15 »Si me aman, obedezcan mis mandamientos.

Read full chapter

La promesa del Espíritu Santo

15 Si me amáis, guardaréis mis mandamientos(A).

Read full chapter

23 Le contestó Jesús:

—El que me ama, obedecerá mi palabra, y mi Padre lo amará, y haremos nuestra morada en él.

Read full chapter

23 Jesús le respondió: «El que me ama, obedecerá mi palabra; y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y con él nos quedaremos a vivir.

Read full chapter

23 Jesús respondió, y le dijo: Si alguno me ama, guardará mi palabra(A); y mi Padre lo amará(B), y vendremos a él, y haremos con él morada(C).

Read full chapter

24 El que no me ama, no obedece mis palabras. Pero estas palabras que ustedes oyen no son mías, sino del Padre, que me envió.

Read full chapter

24 El que no me ama, no obedece mis palabras; y la palabra que han oído no es mía, sino del Padre que me envió.

Read full chapter

24 El que no me ama, no guarda mis palabras(A); y la palabra que oís no es mía, sino del Padre que me envió(B).

Read full chapter

16 ¿Acaso no saben ustedes que, cuando se entregan a alguien para obedecerlo, son esclavos de aquel a quien obedecen? Claro que lo son, ya sea del pecado que lleva a la muerte, o de la obediencia que lleva a la justicia.

Read full chapter

16 ¿Acaso no saben ustedes que, si se someten a alguien para obedecerlo como esclavos, se hacen esclavos de aquel a quien obedecen, ya sea del pecado que lleva a la muerte, o de la obediencia que lleva a la justicia?

Read full chapter

16 ¿No sabéis(A) que cuando os presentáis a alguno como esclavos para obedecerle[a], sois esclavos de aquel a quien obedecéis, ya sea del pecado(B) para muerte(C), o de la obediencia para justicia?

Read full chapter

Footnotes

  1. Romanos 6:16 Lit., para obediencia

23 Lo que sí les ordené fue lo siguiente: ‘Obedézcanme. Así yo seré su Dios, y ustedes serán mi pueblo. Condúzcanse conforme a todo lo que yo les ordene, a fin de que les vaya bien’.

Read full chapter

23 Al contrario, esto fue lo que les ordené: “Escuchen mi voz, y yo seré su Dios, y ustedes serán mi pueblo. Vayan siempre por el camino que yo les mande seguir, para que les vaya bien.”

Read full chapter

23 Sino que esto es lo[a] que les mandé, diciendo: «Escuchad mi voz(A) y yo seré vuestro Dios y vosotros seréis mi pueblo(B), y andaréis en todo camino que yo os envíe para que os vaya bien(C)».

Read full chapter

Footnotes

  1. Jeremías 7:23 Lit., esta es la palabra

22 Ahora que se han purificado obedeciendo a la verdad y tienen un amor sincero por sus hermanos, ámense de todo corazón[a] los unos a los otros.

Read full chapter

Footnotes