Consejos a los ancianos de la iglesia

Por tanto, a los ancianos entre vosotros(A), exhorto yo, anciano como ellos(B) y testigo de los padecimientos de Cristo(C), y también participante de la gloria que ha de ser revelada(D): pastoread el rebaño de Dios entre vosotros(E), velando por él, no por obligación(F), sino voluntariamente, como quiere Dios; no por la avaricia del dinero[a](G), sino con sincero deseo; tampoco como teniendo señorío(H) sobre los que os han sido confiados[b], sino demostrando ser[c] ejemplos del rebaño(I). Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores[d](J), recibiréis la corona inmarcesible(K) de gloria(L). Asimismo, vosotros los más jóvenes, estad sujetos a los mayores[e](M); y todos, revestíos de humildad en vuestro trato mutuo(N), porque Dios resiste a los soberbios, pero da gracia a los humildes(O).

Read full chapter

Footnotes

  1. 1 Pedro 5:2 O, por ganancias deshonestas
  2. 1 Pedro 5:3 Lit., sobre los repartidos
  3. 1 Pedro 5:3 O, convirtiéndoos en
  4. 1 Pedro 5:4 O, Pastor Supremo
  5. 1 Pedro 5:5 O, ancianos