Sufriendo por seguir a Cristo

12 Queridos hermanos, no se extrañen del fuego de la prueba que están soportando, como si fuera algo insólito. 13 Al contrario, alégrense de tener parte en los sufrimientos de Cristo, para que también sea inmensa su alegría cuando se revele la gloria de Cristo.

Read full chapter

La vida cristiana y el sufrimiento

12 Amados hermanos, no se sorprendan de la prueba de fuego a que se ven sometidos, como si les estuviera sucediendo algo extraño. 13 Al contrario, alégrense de ser partícipes de los sufrimientos de Cristo, para que también se alegren grandemente cuando la gloria de Cristo se revele.

Read full chapter

Sufriendo como cristianos

12 Amados(A), no os sorprendáis del fuego de prueba(B) que en medio de vosotros ha venido para probaros, como si alguna cosa extraña os estuviera aconteciendo; 13 antes bien, en la medida en que compartís los padecimientos de Cristo(C), regocijaos, para que también en la revelación de su gloria(D) os regocijéis con gran alegría(E).

Read full chapter

Viviendo el ejemplo de Cristo

Por tanto, ya que Cristo sufrió en el cuerpo, asuman también ustedes la misma actitud; porque el que ha sufrido en el cuerpo ha roto con el pecado, para vivir el resto de su vida terrenal no satisfaciendo sus pasiones humanas, sino cumpliendo la voluntad de Dios. Pues ya basta con el tiempo que han desperdiciado haciendo lo que agrada a los incrédulos,[a] entregados al desenfreno, a las pasiones, a las borracheras, a las orgías, a las parrandas y a las idolatrías abominables.

Read full chapter

Footnotes

  1. 4:3 incrédulos. Lit. gentiles.

Buenos administradores de la gracia de Dios

Puesto que Cristo sufrió por nosotros en su cuerpo, también ustedes deben adoptar esa misma actitud, porque quien sufre en su cuerpo pone fin al pecado, para que el tiempo que le queda de vida en este mundo lo viva conforme a la voluntad de Dios y no conforme a los deseos humanos. Baste el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los no creyentes, que viven entregados al libertinaje y las pasiones, a las borracheras, orgías, disipaciones y detestables idolatrías.

Read full chapter

Cómo quiere Dios que vivamos

Por tanto, puesto que Cristo ha padecido en la carne[a](A), armaos también vosotros con el mismo propósito(B), pues quien ha padecido en la carne[b](C) ha terminado con el pecado, para vivir(D) el tiempo que le queda en la carne(E), no ya para las pasiones humanas, sino para la voluntad de Dios. Porque el tiempo ya pasado(F) os es suficiente para haber hecho lo que agrada a los gentiles, habiendo andado en sensualidad, lujurias, borracheras, orgías, embriagueces y abominables[c] idolatrías(G).

Read full chapter

Footnotes

  1. 1 Pedro 4:1 I.e., ha sufrido la muerte
  2. 1 Pedro 4:1 I.e., ha sufrido la muerte
  3. 1 Pedro 4:3 Lit., e ilícitas