A A A A A
Bible Book List

1 Crónicas 16 Nueva Biblia Viva (NBV)

16 Finalmente, el cofre de Dios fue colocado en la carpa que David había preparado para él, y los jefes de Israel sacrificaron ofrendas quemadas y ofrendas de paz delante de Dios. Al finalizar estos sacrificios, David bendijo a la gente en el nombre del Señor; luego procedió a dar a cada persona presente, hombres y mujeres por igual, una rebanada de pan, un poco de vino y una torta de pasas.

Hizo el nombramiento de determinados levitas para servir delante del cofre, para que alabaran y dieran gracias al Señor. Los nombrados fueron: Asaf, el jefe, Zacarías, Jejiyel, Semiramot, Jehiel, Matatías, Eliab, Benaías, Obed Edom y Jeyel, los cuales tocaban las arpas y las cítaras, mientras que Asaf tocaba los címbalos. Los sacerdotes Benaías y Jahaziel tocaban continuamente sus trompetas delante del cofre del Señor.

Salmo de David

En ese tiempo, David encargó, por primera vez, a Asaf y a sus compañeros que alabaran al Señor con este salmo:

«¡Den gracias al Señor y oren a él!

¡Cuéntenle a los otros pueblos las maravillas que él ha hecho!

Cántenle, sí, canten sus alabanzas,

proclamen sus maravillosas obras.

10 Gloria a su santo nombre;

regocíjense los que buscan al Señor.

11 Busquen al Señor; sí, busquen su fortaleza;

sin descanso busquen su rostro.

12-13 »Descendientes de su siervo Israel,

hijos escogidos de Jacob,

recuerden sus poderosos milagros,

recuerden sus obras maravillosas y sus sabias decisiones.

14 ¡Él es el Señor nuestro Dios!

Su autoridad es visible a través de toda la tierra.

15 Recuerden su pacto para siempre,

y las palabras que dio para mil generaciones;

16 recuerden su pacto con Abraham,

y del juramento que le hizo a Isaac,

17 y su confirmación a Jacob.

Le hizo una promesa a Israel,

la cual es para siempre:

18 “Te daré la tierra de Canaán como tu herencia”.

19 Cuando los israelitas eran pocos, muy pocos, y tan sólo extraños en la Tierra prometida;

20 cuando iban errantes de país en país, de un reino a otro,

21 Dios no permitió a nadie que les hiciera daño.

Por amor a su pueblo, les advertía a los reyes:

22 “No hagan daño a mi pueblo escogido;

no traten mal a mis profetas”.

23 »¡Que toda la tierra cante al Señor!

¡Declaren todos los días que el Señor es quien salva!

24 ¡Muestren su gloria a las naciones!

Proclamen a todos sus maravillas.

25 Por cuanto el Señor es grande y digno de ser siempre alabado;

es más temible que todos los dioses.

26 Pues los otros dioses son solo imágenes;

pero el Señor hizo los cielos.

27 Majestad y honor marchan delante de él.

Poder y belleza hay en su santuario.

28 »¡Habitantes de todas las naciones de la tierra, reconozcan el gran poder de nuestro Dios, y adórenlo!

29 Sí, ¡aclamen al Señor, y ríndanle la alabanza que se merece!

Traigan una ofrenda y vengan delante de él;

¡adoren al Señor en su santuario!

30 ¡Tiemble delante de él toda la tierra!

Él creó el mundo y lo puso en su lugar, y el mundo no se moverá.

31 ¡Que los cielos estén alegres, que se regocije la tierra!

Que todas las naciones digan: “¡El Señor es quien reina!”.

32 »Bramen los vastos mares, regocíjese la campiña y lo que en ella hay.

33 Los árboles y los bosques canten de gozo delante del Señor, porque él viene a juzgar al mundo.

34 »Den gracias al Señor, porque él es bueno;

su amor y su bondad continúan para siempre.

35 Clamen a él y díganle: “Sálvanos, Dios de nuestra salvación;

permítenos regresar sin ningún contratiempo a nuestra tierra.

Entonces expresaremos nuestra gratitud a tu Santo Nombre, y nos alegraremos en nuestra alabanza a ti”.

36 ¡Bendito sea el Señor, Dios de Israel, para siempre y por siempre jamás!».

Y todos los presentes dijeron: «¡Amén!», y alabaron al Señor.

37 David dispuso que Asaf y sus colegas levitas se encargaran del cuidado del cofre del pacto del Señor, y de la celebración del culto delante de ella, de acuerdo con las instrucciones ya existentes.

38 David también nombró como porteros a Obed Edom hijo de Jedutún, Josá, y el otro Obed Edom, y sesenta y ocho de sus colegas.

39 Al sacerdote Sadoc y a sus compañeros los encargó del santuario del Señor, que estaba en el cerro de Gabaón, 40 para que ofrecieran diariamente, sobre el altar, los sacrificios de la mañana y de la tarde, tal como el Señor había ordenado a Israel. 41 David había designado también a Hemán, Jedutún y a varios otros, que había elegido por nombre, para que cantaran al Señor el coro: «Su gran amor es eterno». 42 Usaban sus trompetas y címbalos para acompañar a los cantores con alabanzas a Dios en voz alta. Y los hijos de Jedutún fueron designados como porteros.

43 Por fin, se terminó la celebración, y la gente regresó a sus casas; también David fue a su casa para bendecir a su familia.

Nueva Biblia Viva (NBV)

Nueva Biblia Viva, © 2006, 2008 por Biblica, Inc.® Usado con permiso de Biblica, Inc.® Reservados todos los derechos en todo el mundo.

  Back

1 of 1

You'll get this book and many others when you join Bible Gateway Plus. Learn more

Viewing of
Cross references
Footnotes