A A A A A
Bible Book List

Éxodo 15 Nueva Biblia Viva (NBV)

El cántico de Moisés

15 Llenos de júbilo, Moisés y el pueblo de Israel cantaron este himno al Señor:

Cantaré al Señor, porque obtuvo un triunfo extraordinario, pues arrojó caballos y jinetes al mar.

El Señor es mi fortaleza, mi cántico y mi salvación.

Lo alabaré, porque él es mi Dios.

Lo exaltaré, porque él es el Dios de mis padres.

El Señor es un guerrero. Sí, su nombre es el Señor.

Echó en el mar los carros y la caballería del faraón.

Los más valientes guerreros egipcios yacen muertos en el Mar Rojo.

Las aguas los cubren.

Como piedras se hundieron en el fondo.

Tu brazo derecho, Señor, es poderosísimo.

Tu brazo derecho, Señor, aplasta al enemigo.

En la grandeza de tu majestad destruiste a todos tus adversarios.

Desataste tu ira y los consumiste, como el fuego consume la paja.

Al soplo de tu aliento las aguas se abrieron.

Como diques poderosos se contuvieron las aguas del mar, y se separaron.

Los enemigos dijeron: «Los seguiremos, les daremos alcance y los destruiremos. ¡Los destrozaremos con nuestras espadas y repartiremos el botín!».

10 Pero el Señor sopló, y las aguas los cubrieron.

Se hundieron como plomo en medio de las aguas.

11 ¿Quién es como tú, Señor, entre los dioses?

¿Quién es glorioso y santo como tú?

¿Quién es tan poderoso como tú?

¿Quién hace tantas maravillas y prodigios?

12 Extendiste tu brazo derecho, y la tierra los tragó.

13 Has conducido al pueblo que redimiste.

En tu gracia misericordiosa lo guiaste hasta tu santa tierra.

14 Las naciones oyeron lo ocurrido y temblaron.

El temor se ha apoderado del pueblo filisteo.

15 Los caudillos de Edom están turbados.

Los poderosos de Moab están angustiados; todos los habitantes de Canaán se derriten de miedo.

16 El terror y la angustia los han vencido.

Señor, por miedo a tu gran poder se quedan mudos como una piedra.

El pueblo que tú rescataste pasará por en medio de ellos con seguridad.

17 Los conducirás hasta tu monte y los plantarás en tu tierra, en el santuario que hiciste para que ellos vivan.

18 ¡El Señor reinará para siempre!

El cántico de Miriam

19 La caballería del faraón, sus jinetes y sus carros trataron de seguir a Israel a través del mar, pero el Señor hizo que las aguas del mar cayeran sobre ellos, mientras que el pueblo de Israel pasó en seco. 20 Entonces Miriam, la profetisa, hermana de Aarón, tomó una pandereta y dirigió a las mujeres en las danzas, y 21 entonó este cántico:

Cantemos al Señor, porque obtuvo un triunfo extraordinario, pues arrojó caballos y jinetes al mar.

Las aguas de Mara y Elim

22 Moisés condujo al pueblo de Israel desde el Mar Rojo hasta el desierto de Sur; y viajaron tres días sin hallar agua. 23 Luego llegaron a Mara, pero no pudieron beber el agua, porque era amarga. Por esta razón el lugar fue llamado Mara, que significa amarga.

24 El pueblo se quejó contra Moisés, y le reclamó: «¿Y qué vamos a beber?». 25 Por eso, Moisés oró al Señor para que los ayudara. Entonces el Señor le mostró un árbol que debía arrojar al agua. Así lo hizo y el agua se endulzó.

Allí en Mara fue donde el Señor puso a prueba a los israelitas y les dio una ley que les serviría como norma de conducta. 26 Les dijo: «Yo soy el Señor su Dios. Si ustedes prestan atención a mi voz, y me obedecen y hacen lo que es bueno, no los dejaré sufrir las enfermedades que envié sobre los egipcios, porque yo soy el Señor que les da la salud».

27 Después los israelitas llegaron a Elim, donde había doce manantiales y setenta palmeras; y acamparon allí, junto a los manantiales.

Nueva Biblia Viva (NBV)

Nueva Biblia Viva, © 2006, 2008 por Biblica, Inc.® Usado con permiso de Biblica, Inc.® Reservados todos los derechos en todo el mundo.

  Back

1 of 1

You'll get this book and many others when you join Bible Gateway Plus. Learn more

Viewing of
Cross references
Footnotes