Sámej

15 Cuantos pasan por el camino
    aplauden burlones al verte.
Ante ti, bella Jerusalén, hacen muecas,
    y entre silbidos preguntan:
«¿Es esta la ciudad de belleza perfecta?
    ¿Es esta la alegría de toda la tierra?»

Read full chapter

15 Al verte, todos los viandantes aplaudían;
silbaban y movían con sorna la cabeza,
y decían de la ciudad de Jerusalén:
«¿Y ésta es la ciudad de hermosura perfecta,
la que alegraba a toda la tierra?»

Read full chapter

15 Baten palmas contra ti
todos los que pasan por el camino;
silban(A) y mueven sus cabezas
contra la hija de Jerusalén, diciendo:
¿Es esta la ciudad de la cual decían(B):
«La perfección de la hermosura(C),
el gozo de toda la tierra(D)»?

Read full chapter

27 Y el que no carga su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo.

28 »Supongamos que alguno de ustedes quiere construir una torre. ¿Acaso no se sienta primero a calcular el costo, para ver si tiene suficiente dinero para terminarla? 29 Si echa los cimientos y no puede terminarla, todos los que la vean comenzarán a burlarse de él,

Read full chapter

27 Y el que no toma su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo.(A) 28 Porque ¿quién de ustedes que quiera levantar una torre, no se sienta primero a calcular los costos, para ver si tiene todo lo que necesita para terminarla? 29 No sea que después de haber puesto los cimientos, se dé cuenta de que no puede terminarla, y todos los que lo sepan comiencen a burlarse de él

Read full chapter

27 El que no carga su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo(A). 28 Porque, ¿quién de vosotros, deseando edificar una torre, no se sienta primero y calcula el costo, para ver si tiene lo suficiente para terminarla? 29 No sea que cuando haya echado los cimientos y no pueda terminar, todos los que lo vean comiencen a burlarse de él,

Read full chapter

Te has hecho culpable por la sangre que has derramado, te has contaminado con los ídolos que has fabricado; has hecho que se avecine tu hora, ¡has llegado al final de tus años! Por eso te haré objeto de oprobio y de burla entre las naciones y los pueblos.

Read full chapter

Has pecado por la sangre que has derramado; te has contaminado con los ídolos que te hiciste; has hecho que te llegue el día, el fin de tu vida. Por lo tanto, te he puesto en vergüenza y ridículo entre todos los países.

Read full chapter

por la[a] sangre que has derramado te has hecho culpable(A), y con los ídolos que has hecho te has contaminado. Has hecho acercar tu día[b] y has llegado al término de[c] tus años. Por tanto te he hecho oprobio de las naciones y objeto de burla de todas las tierras(B).

Read full chapter

Footnotes

  1. Ezequiel 22:4 Lit., tu
  2. Ezequiel 22:4 Lit., días
  3. Ezequiel 22:4 Lit., hasta