“[Cristo, nuestro abogado] Hijitos míos, les escribo estas cosas para que no pequen. Si alguno ha pecado, tenemos un abogado ante el Padre, a Jesucristo el justo.” (1 John 2:1) Copyright © 2009, 2011 by Sociedades Bíblicas Unidas

Powered by BibleGateway.com